martes, 14 de abril de 2009

¿CURSOS DE CURADURÍA POR INTERNET?

El viernes anterior a esta semana santa me inscribí al curso virtual que lleva por nombre Enfoques curatoriales multiniveles, el cual se imparte por internet el Instituto Latinoamericano de Museos o ILAM ( http://www.ilam.org/).
En la opinión de muchos la educación por internet cae en la generalidad de los llamados cursos “por correspondencia”. Afortunadamente, y como bien sabemos, no toda la educación a distancia es de dudoso origen y anómalas consecuencias; de la misma manera que no toda la educación presencial está exenta de la ineficiencia o el engaño.
En una anterior ocasión, ya había probado el sistema educativo “virtual”, esto con el Posgrado en Gestión y Políticas Culturales que, si no me equivoco, todavía es coordinado por el Centro Nacional de las Artes, la Universidad Autónoma Metropolitana y la Organización de Estados Americanos. Les puedo asegurar que los profesores eran de primera, la atención excelente y los resultados irreprochables, tanto que felizmente cuento hoy en día con un título perfectamente validado por la división de Ciencias Antropológicas de la UAM Iztapalapa como el que más.
Estoy segura que la educación en materia de estudios culturales en su formato a distancia o virtual, se ha convertido en una opción válida cuando no se dispone de todo el tiempo o el dinero que se quisiera, o bien -como es ahora mi caso- cuando la distancia geográfica entre el interesado y los centros de enseñanza de su preferencia es enorme.
Ya en cuanto a la institución que imparte el curso Enfoques curatoriales multiniveles en cuestión, el ILAM ha probado el ser un organismo a todas luces muy respetable, con gran capacidad de trabajo y notoria presencia en nuestra región.
Ahora si me lo permiten, me gustaría compartir con ustedes algunas de mis impresiones sobre este sistema de educación en línea, que el ILAM llama en su página web “Capacitación a distancia”. Empecemos con el profesorado: el titular de Enfoques curatoriales multiniveles se llama Fernando Almarza-Rísquez, y es un destacado profesional de los museos y académico de gran importancia en su natal Venezuela. Su forma de trabajo es simple y directa: desde su computadora envía electrónicamente a sus alumnos los materiales didácticos, las lecturas recomendadas, revisa nuestras tareas, dialoga y comparte información. En general podemos decir que todos los días interactúa de manera muy personalizada con los participantes, esto gracias a una plataforma virtual que si bien es poco lucidora (el diseño habría que mejorarlo bastante), ha probado ser en la práctica bastante efectiva.
Para ingresar a esta plataforma obviamente es necesario cubrir primero el costo del curso, entonces se recibe una confirmación por correo electrónico, un nombre de usuario y una clave de acceso. Ya dentro, el estudiante está posibilitado para compartir su perfil (con todo y fotografía), agregar comentarios, llevar una especie de blog y “subir” sus tareas semanales. Tal vez entre lo más destacado del sistema, está que el ILAM busca crear una red de profesionales latinoamericanos en los museos, ya que todos los que cursan pueden entrar en contacto con sus compañeros en el momento y de la manera que quieran.
Este curso en particular dura cinco semanas y los temas se distribuyen de manera semanal. No puedo decir que exista un sistema de evaluación como tal, pero al participante se le solicita que también de manera semanal exprese sus opiniones sobre el tema en turno, de ser posible en textos de una a dos cuartillas que bien podrían tomarse como reportes de lectura. Igualmente el sistema invita a participar con cierta regularidad en el foro abierto. En este sentido me consta que el profesor permanece al pendiente de todo el intercambio de textos, y que diariamente ingresa a la página. Vale la pena comentarles que aunque no estén inscritos en ningún curso, la página del ILAM ofrece material informativo muy interesante y foros de opinión en los que cualquiera puede participar.
Igualmente me gustaría transmitirles algunas nociones sobre el curso y que pudieran ser relevantes para este espacio, como es el caso de la interpretación del patrimonio cultural como un proceso bidireccional, que va del curador al público y del público al curador. Desde este punto de vista, el curador sería tanto un comunicador como un intérprete, o una especie de facilitador; y el público un protagonista más que un receptor pasivo. A grandes rasgos y por lo que vi en la primera semana, el tema central del curso, que es la curaduría multinivel, se basa en ofrecer distintos enfoques de interpretación y significado al patrimonio cultural, esto con el objetivo de hacerlo más accesible al público.
Así, se esperaría que en la medida en que este público adoptara una actitud pro activa, motivada por las exhibiciones multiniveles, también ingresara gustosamente y sin esfuerzo al proceso dinámico de significar los objetos por su propia cuenta (o más propiamente y por extensión, el patrimonio cultural), adoptando un nuevo rol participativo, indispensable para que este circuito de intercambio de ideas museo – colección - público sea completo. Hasta ahí vamos bien con la primera semana del taller, finalmente en la nueva museología el público ha tomado un papel central en la teoría museológica sobre exposiciones y en las decisiones que los museólogos toman alrededor de éstas.
Ya para redondear este tema, la noción de significados o interpretaciones múltiples se opone por supuesto al concepto de la interpretación unívoca. Pero esto tampoco es una novedad, ya que la multiplicidad de niveles o capas de significado está presente desde que cada persona del público tiene un bagaje de experiencias preexistentes que condicionan su opinión frente a nuevas experiencias en este caso museísticas. Aquí la novedad reside en que tal vez podamos crear intencionalmente a través de la práctica museística curadurías multiniveles desde un origen.
En fin, que el tema del curso se ve prometedor, y el intercambio de ideas por parte del profesor y los participantes también se ve interesante. Ya veremos cómo pintan las siguientes cuatro semanas, seguro que habrá muchos más conceptos a discusión.

FRANS FRANCKEN II, EL JOVEN (1581 – 1642)
Interior de un museo
Óleo sobre tela
Museo de Arte Finlandés. Helsinki, Finlandia
56. 5 x 78 cm
Copyright ©Bridgeman Art Library

6 comentarios:

Mayra Roxana dijo...

Muy informativo, gracias. Felicidades por tu blog... me encanta!!!

Adriana Gallegos C. dijo...

Hola! cómo estás? Muchas gracias por tu comentario qué emoción saber que lees el blog! Te mando un fuerte abrazo, Adriana.

Barça FVS dijo...

Hola!!!
Oye me gustaría me sugirieras algún libro que hable sobre la curaduría en el arte.
Un Abrazo,
Jaime Andrés

Renta de departamento en Cancún dijo...

Muchas gracias Adriana! si no hubiera sido por tu blog jamás hubiera descubierto los talleres y cursos ILAM!
Saludos,
Yanet

Elizabeth Rodriguez dijo...

Hola Adriana,

gracias por tu articulo, quiero aprender mas de curaduria, donde puedo obtener material. Vivo en cancun y me parece que no hay universidades que impartan cursos o talleres sobre este tema o de gestion de artes.

te mando un abrazo,

Elizabeth Rodriguez dijo...

Hola Adriana,

estoy muy interesada en el tema de curaduria de arte. Podrias recomendarme un libro o algun material para aprender.

gracias