martes, 19 de julio de 2011

PÁJAROS DISECADOS PARA UN MUSEO NACIONAL

Durante mi regreso de Oaxaca este fin de semana tuve oportunidad de leer Itinerarios e intercambios en la historia intelectual de México, una colección de ensayos recientemente editada por el CONACULTA y la UAM Cuajimalpa. Los compiladores son Miruna Achim y Aimer Granados, ambos docentes e investigadores en esa universidad.

El libro trata sobre el tránsito, propagación y asimilación de ideas, objetos y personas en América Latina. En la introducción se nos invita a "seguir la construcción de ideas y significados por medio de intercambios e itinerarios": un ángulo desde el cual, la circulación e interpretación local de un objeto cultural, de una idea o incluso de un grupo humano, son más elocuentes que su propio contexto de origen. Interesante.

El primer texto autoría de la compiladora Miruna Achim, tiene por título: "Setenta pájaros africanos por antigüedades mexicanas. O, cómo construir un museo nacional, México, 1828". En él se cuenta del ingreso de una colección de ejemplares ornitológicos disecados al Museo Nacional que fueron entregados por el explorador francés Henri Baradère a Isidro Icaza, el primer director. El donante recibió a cambio 145 dibujos realizados por Luciano Castañeda durante sus expediciones a ciudades antiguas mesoamericanas además de otros objetos prehispánicos no especificados. En una carta del 7 de abril de 1829, Icaza declara al Despacho de Relaciones Interiores y Exteriores de nuestro país que la transacción había sido "notoriamente ventajosa". Suponemos que sí, ventajosa, pero ¿para quién?

Como da cuenta esta anécdota, el proceso de conformación de un museo no es una línea recta y continua sino un sinuoso camino lleno de baches, desviaciones y destinos truncados. El por qué del ingreso de un determinado objeto a una colección museística no sólo es cuestión de registro o de inventario, de movimientos, entradas y salidas, canjes, compras o donaciones; también es un asunto relacionado a las ideas sociales, económicas y políticas del momento en que dicho objeto pasó de objeto común a objeto museable. Puntualizando: ¿por qué al director Icaza le parecieron especialmente valiosas las aves africanas, tanto como para intercambiarlas por piezas prehispánicas? ¿Se imaginan qué  concepto tendría de lo "nacional" a unos años de la independencia de nuestro país?

Para la mayor y mejor comprensión del tema, la investigadora Achim propone enfocar la historia de los museos desde el punto de vista de la historia de sus objetos, esto como "un cambio de escala a favor de la anécdota y del detalle, un ejercicio de inducción, más que de deducción (...) se trata de percibir cómo esta institución imaginaba sus funciones como museo de la nación y cómo atendía tales funciones en la práctica cotidiana".

A favor del director Icaza, la tendencia en los museos de principios del siglo XIX no era tanto la representatividad de la colección, sino lo curioso, extraño, inusual y hasta espectacular y sorprendente de la misma. Es decir, al realizar este intercambio tan ventajoso no se  buscaba forjar un museo “nacional” en el sentido contemporáneo de la palabra, sino que el objetivo era completar el más excéntrico gabinete de curiosidades como el presupuesto así lo permitiera.

A casi dos siglos de distancia de aquél primer museo nacional podría parecernos inconcebible canjear el patrimonio arqueológico de México por animales disecados provenientes de África. Sin embargo, que esto nos sirva para reflexionar acerca de las funciones, misión y destino de nuestros museos nacionales hoy en día, a saber: el Museo Nacional de Arte, el Museo Nacional de Antropología, el Museo Nacional de Historia y el Museo Nacional del Virreinato.  Opino que en la teoría y en la práctica hemos recorrido un largo y sinuoso camino que la mayor parte de las veces nos ha llevado hacia adelante -aunque en muchas ocasiones pareciera que vamos para atrás-.

IMAGEN: RON MUECK. Still life, 2009. 

1 comentario:

POESIA NA ALMA. dijo...

Olá, gostei em demasia do teu blog, se puder dê uma olhadinha no meu: http://lilianpoesiablogs.blogspot.com/

Abraços!